lunes 19 de abril de 2021 - Edición Nº781
Vet Market » Profesión » 29 mar 2021

Membresía OnlineVets

Relación Médico Veterinario - Criador: una mirada diferente de una relación conflictiva

Las opiniones que los Médicos Veterinarios tenemos sobre los criadores y la que ellos tienen de nosotros. Reflexiones y autocrítica.


En las reuniones que semanalmente realizamos con los colegas que forman parte de la “Membresía OnlineVets” se trató el tema de la relación entre los criadores y los médicos veterinarios.

 

La membresía está conformada por médicos veterinarios de ambos sexos, con diferente nivel de experiencia profesional, de Argentina, Brasil, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay, cuyo principal objetivo es conversar sobre temas relacionados con la reproducción y neonatología de caninos y felinos, para arribar a conclusiones y protocolos que tengan consenso entre los miembros para luego aplicarlos en la práctica profesional y poder publicar resultados que sean comparables.

 

 

Estas son algunas de las palabras de los miembros:

 

…..”Los criadores son médicos veterinarios frustrados, desean ocupar nuestro lugar, van de una clínica a otra criticando al colega que los atendió previamente y recabando información que luego usan para hacer ejercicio ilegal de la profesión”…

 

….”Están dispuestos a gastar u$s 5.000 para comprar una hembra reproductora y luego arriesgan el vientre realizando una cesárea con quien esté dispuesto a cobrar menos y no se dan cuenta que lo barato sale caro”…

 

…”Son un mal necesario, más aún para quienes hacemos reproducción, pero no estoy dispuesto a darle información, porque sino nos saltean”…

 

…”Hoy en día la información la tiene el Dr. Google o está en las redes, así que ellos leen, copian y actúan, solo nos consultan cuando se les queman los papeles”…

 

…”Acuden al médico veterinario para que le digamos cuando dar el servicio (en el mejor de los casos) y después inseminan ellos mismos”…

 

….”Yo no les digo lo que estoy dando, se corre la voz que tengo un medicamento que soluciona tal problema y vienen a buscarlo, pero nunca saben de que droga se trata”…

 

…”Yo le digo cuando servir, pero no le paso el resultado, de esa forma no saben cómo proceder en el siguiente caso”…

 

…”Los criadores consideran un gasto el trabajo del profesional, no nos ven como una inversión, no consideran que le podamos aportar nada que sea rentable”…

 

 

Que dicen los criadores:

 

…”Cuando realmente necesitamos que un veterinario esté disponible, ninguno está dispuesto a venir o pretenden cobrar un disparate”…

 

…”¿Cómo puede ser que haya tanta diferencia de precio entre uno y otro por hacer lo mismo?”...”

 

…”Se quejan de los criadores, pero siempre están criticando lo que hizo el otro. ¿Acaso no son todos veterinarios?, ¿Cómo puede ser que opinen tan diferente?”…

 

…”Cuando les digo que hago determinada cosa, me miran como si estuviera diciendo una barbaridad, pero yo no lo inventé, me lo dijo otro veterinario”…

 

…”Cuando voy al médico y me pide análisis, el laboratorio me da el resultado de cada estudio y los valores de referencia. ¿Por qué, los veterinarios nos esconden el resultado”…

 

…”Yo compro las vacunas y los medicamentos enfrente de la facultad de veterinaria y me lo traen a mi casa. A mis bichos los vacuno y medico yo. Lo hago porque me sale menos de la mitad de lo que me cobra el veterinario por hacerlo”…

 

…”Hay veterinarios que son pura teoría. Se nota que nunca hicieron un servicio ni atendieron un parto, no saben manejar a un perro, hasta parece que le tienen miedo”…

           

…”Cuando los necesitas de urgencia nunca atienden el teléfono. ¿Qué puedo hacer si el cachorro se puso mal a las 3 de la madrugada o a mi perra se le ocurrió parir el sábado a la noche”…

 

…”Si hay una complicación en el parto, no quiero que me hagan llevar a la perra a la veterinaria. Al final la atiende un médico de guardia que no tiene idea, termina en cesárea a la mañana siguiente. Se me mueren los cachorros y encima me llevo una peste al criadero”…

 

 

El resumen de la opinión de las personas que ven el problema de afuera es que los médicos veterinarios tenemos el ego demasiado grande para aceptar que muchos criadores pueden hacer el trabajo igual e incluso mejor que algunos colegas.

 

Desde mi formación profesional como Coach Ontológico quiero comentar algunos conceptos antes de dar una opinión que pueda sumar a esta problemática.

 

- Las percepciones no se discuten. En todo caso se aceptan y para revertirlas hay que aportar argumentos sólidos y concluyentes.

 

- La resolución de los conflictos empieza por reconocer que el problema existe.

 

 

Por último, quisiera dar mi opinión, a riesgo de que muchos de mis puntos de vista puedan no ser políticamente correctos y resulten antipáticos para algunos.

Los médicos veterinarios debemos tomar algunas decisiones que a esta altura de los hechos parecen indispensables.

Hay situaciones que no se pueden discutir.

Somos médicos y pretendemos con derecho que se nos considere como tales.

Para ser coherentes con lo que pretendemos debemos actuar como médicos.

La medicina humana, que es nuestro faro de referencia tiene muy valorizado el rol del médico clínico y el de las especialidades.

Cuando nosotros necesitamos atención médica vamos a un médico clínico que nos atiende y si el caso lo amerita nos deriva a un especialista.

Nunca he visto a un cardiólogo, a un neurólogo, a un dermatólogo, ni tampoco a un médico clínico atendiendo un parto, ni a un neonato.

Los partos en medicina humana los atienden los obstetras, las cesáreas las hacen cirujanos obstetras y a los neonatos los atienden los neonatólogos.

Los medicamentos se venden en las farmacias y con receta médica, lo que asegura que el paciente debe abonar el valor de una consulta a quien la recetó.

Si queremos ser considerados profesionales deberíamos estar dispuestos a resignar, al menos en parte, nuestras expectativas comerciales.

Un renglón aparte para la vacunación. La vacunación es un acto médico. Se cobra un honorario profesional para ver que el paciente esté en condiciones de ser vacunado y para indicar un plan estratégico que es individual. En la medida que la percepción del propietario, sea o no criador no este en línea con este precepto, lo que determinará el precio será el costo de la vacuna y no el acto médico. Esto vale para todas las especialidades profesionales.

Los primeros que debemos jerarquizar la profesión somos los médicos veterinarios.

Cuando un criador contrata un médico veterinario especializado en Reproducción o Neonatología el mismo debe poder desarrollar un programa que este en condiciones de prevenir todos los problemas que pueden surgir. Tiene que tener respuesta profesional para cada problema, esto significa ser idóneo. Para ser idóneo hay que estar delante del problema, tener experiencia y conocimientos. Hay que saber SER y HACER. Es decir, conocer a la perfección el trabajo del criador y tener respuesta a los problemas que la actividad requiere. Para eso es necesario estudiar, capacitarse y equiparse.  Ni más ni menos que en cualquier otra especialidad. 

No conozco ningún cardiólogo veterinario que no haya invertido tiempo y dinero en formación y equipamiento.

Obviamente hay honorarios para cada tarea que se realiza. Sino llamen a un cerrajero a las 3 de la madrugada, o a un plomero un sábado a la noche. Todos tenemos en claro que el honorario no será el mismo que un día de semana en horario laboral.

Es fundamental lograr que la percepción del criador cambie y para ello es necesario que el médico veterinario especializado le demuestre en forma convincente que su consejo profesional le permitirá mejor la rentabilidad, mejorar la calidad de vida y la sanidad de sus reproductores.

Mal que nos pese, la cría de animales de animales domésticos es una actividad que busca RENTABILIDAD. Más allá de que muchos criadores hablan de hobbie, ninguno está dispuesto a perder dinero ni a resignar salud y calidad de vida de sus ejemplares.

Los criadores no son un mal necesario. Los criadores serios y profesionales nos dan trabajo. Sin ellos no habría cachorros, es decir un cliente cautivo por muchos años. Es cierto que no todos son serios y profesionales. ¿Acaso todos los médicos veterinarios lo somos?

 


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Otras columnas del Dr. Rubén Hugo Somoza:

La hipertrofia prostática benigna en el perro

Examen y signos clínicos de la enfermedad neonatal

Cambio de paradigma: La Especialización, La Derivación

Dermatitis húmeda aguda: Parche caliente o hot spot

Patología de la Torsión Gástrica

El día de la ovulación, la llave que abre todas las puertas

El rol del médico veterinario con respecto a las razas Braquicefálicas

Malformaciones vertebrales congénitas en los braquicéfalos

Síndrome del braquicefálico

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS