martes 18 de febrero de 2020 - Edición Nº355
Vet Market » Profesión » 23 ene 2020

Estudio

Los veterinarios tienen tasas de agotamiento más altas que los médicos

Un estudio realizado recientemente sobre el bienestar y la salud mental de los veterinarios determinó, entre otras conclusiones, que los veterinarios tienen tasas más altas de agotamiento que los médicos.


Merck Animal Health, una división de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, EE. UU. (NYSE: MRK), anunció hace unos días los resultados de un estudio exhaustivo sobre el bienestar y la salud mental entre los veterinarios de EE.UU.

El estudio de Bienestar Veterinario de Merck que se llevó a cabo con la colaboración de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA), también examinó la satisfacción laboral, la compensación, el agotamiento, el trastorno por uso de sustancias, el acoso cibernético y el suicidio entre los veterinarios al evaluar posibles soluciones.

Según los datos recogidos, en materia de satisfacción laboral, los veterinarios, en general coincidieron en expresar que están contentos y orgullosos del trabajo que realizan. No obstante ello, el estudio determinó que el 92% de los veterinarios estaban muy preocupados por los altos niveles de estrés.

Utilizando la Escala de Burnout y Bienestar del Médico de Mayo Clinic, el estudio encontró que los veterinarios, a pesar de trabajar menos horas, tenían tasas más altas de agotamiento que los médicos, con un puntaje de 3.1 en la escala de 7 puntos versus 2.24, una diferencia estadísticamente significativa.

 

El estudio de bienestar veterinario de Merck Animal Health definió el bienestar como la forma en que un individuo se siente acerca de su vida y cómo se compara con su vida ideal. 

 

 

 

 

La encuesta encontró que el bienestar en promedio fue menor entre los veterinarios más jóvenes. 

 

Aunque la prevalencia de angustia psicológica grave en veterinarios era consistente con la población general de adultos estadounidenses empleados, era mucho más común en veterinarios más jóvenes que en sus contrapartes mayores. Si bien se han logrado avances significativos en las actitudes positivas hacia las personas con enfermedades mentales, la mitad de los que experimentaron angustia psicológica grave en el último año no buscaron tratamiento.

 

El estudio encontró que el 52% de los veterinarios no recomendaría la carrera de veterinaria. Esto fue consistente con el estudio de 2017, citando la alta deuda estudiantil, los bajos salarios y el estrés como las principales razones.

 

El estudio confirmó hallazgos de investigaciones similares de que los veterinarios tienen muchas más probabilidades de pensar en el suicidio que los no veterinarios y tienen más de 2.7 veces más probabilidades de intentar suicidarse. Además, el estudio encontró que el porcentaje de veterinarios que consideraban el suicidio de sus compañeros veterinarios como un problema crítico que enfrenta la profesión aumentó un 9% durante el estudio de 2017, del 80% al 89%, respectivamente. 

 

Las profesionales mujeres tienen mayores tasas de ideación suicida que sus contrapartes masculinas, aunque los veterinarios masculinos tienen más probabilidades de intentar suicidarse. Además, las mujeres veterinarias experimentan niveles más altos de angustia psicológica grave que sus homólogos masculinos con un aumento estadísticamente significativo del 6.3% en el estudio de 2017 en comparación con el 8.1% en el estudio de 2019.

 

El estudio proporcionó técnicas y posibles soluciones para mejorar la salud mental y el bienestar veterinario, como por ejemplo, alentar a las personas a crear planes personales de manejo del estrés, equilibrar su trabajo con actividades personales saludables, trabajar con un planificador financiero, especialmente si tienen un nivel oneroso de deuda estudiantil, y limitar el tiempo en las redes sociales a favor de las interacciones en persona.

 

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS