jueves 23 de mayo de 2019 - Edición Nº84
Vet Market » Protagonistas » 30 abr 2019

Dr. Javier Paoloni

‟Hay una enfermedad enquistada en nuestra sociedad que se llama Tenencia Irresponsable que se cura con la vacuna CRˮ

Esa fue la propuesta que el Dr. Javier Paoloni propuso en su charla frente a un auditorio de propietarios de mascotas. Convocó a reconocer la enfermedad y a vacunarse para ser inmunes.


Con motivo del Día del Animal se realizó en el Centro Cultural de Córdoba de dicha ciudad una serie de charlas donde distintos representantes de la comunidad (abogados, escritores, psicólogos, entre otros) analizaron -ante un auditorio repleto de propietarios de animales de compañía- la relación humano-animal.

Como broche de cierre de las exposiciones fue el turno del único profesional veterinario participante, el Dr. Javier Paoloni de la ciudad de Río Cuarto, provincia de Córdoba.

El Dr. Paoloni habló sobre la existencia de una enfermedad enquistada en la sociedad a la que denomino ‟Tenencia Irresponsableˮ y describió los síntomas, la evolución y su tratamiento.

 

  

 

Los síntomas de la enfermedad y su evolución

No es una enfermedad congénita, el enfermo no nace con ella. Es una enfermedad adquirida que se va desarrollando con el paso de los años y no distingue ni sexo, ni estratos sociales.

Los primeros síntomas de la enfermedad se presentan entre los 25 y 30 años de edad. Uno de los primeros síntomas que el enfermo manifiesta es la negación a castrar a su mascota. Desconoce los beneficios de la castración pero se opone y no sabe por qué.

Otra de las manifestaciones evolutivas de la enfermedad es que el enfermo defiende absoluta y fervientemente la vida callejera como la felicidad para su perro. En esa creencia a la mañana le abre la puerta de la casa a su perro para que salga a la calle y regrese a última hora porqué su perro es muy inteligente y sabe lo que hace. Lo que el enfermo no sabe es que en ese período de tiempo donde el perro deambuló por la calle comió comida podrida de algún tacho de basura, se peleo con otro perro y provocó un accidente automovilístico. En definitiva ignora los riesgos que significa para el perro y para la salud pública dejarlo suelto en la vía pública.

Los perros que deambulan por las calles están expuestos a un sinnúmero de vicisitudes que ponen en riesgo su propia salud y la de la salud pública.

Estadísticamente un perro callejero tiene una expectativa de vida de entre 5 y 7 años, mientras que un animal que vive en un hogar como mínimo duplica esos años.

Cuando la enfermedad avanza aparece el cuadro terminal. Ese cuadro se manifiesta cuando la perra a la que no quiso castrar y a la que le permitió hacer vida callejera queda preñada. Entonces el enfermo manifiesta el cuadro terminal cuando pone los cachorros en una bolsa o en el mejor de los casos en una caja y se deshace de ellos. En algunos casos los deja en la puerta de una veterinaria, o en la puerta de un refugio para que otro se haga cargo de lo que él no tuvo capacidad de hacer, para que otro se haga responsable.

 

Tratamiento de la enfermedad

El tratamiento para la enfermedad de la ‟Tenencia Irresponsableˮ es la educación de la población para que haya adopción, castración y evitar la vida callejera de los animales.

Lo más importante es hacer prevención para evitar que la enfermedad se desarrolle y en esa prevención lo más importante es la vacunación. La vacuna es la CR (Convivencia Responsable) cuya primera dosis debe aplicarse durante el primer ciclo de la escuela primaria, la segunda dosis durante el segundo ciclo de la escuela primaria, la tercera dosis (una trivalente para que reconozcan la importancia de la adopción, la castración y evitar la vida callejera) en el primer nivel de la escuela secundaria y en el último nivel de la secundaria se le aplica una vacuna quíntuple para agregarle conocimiento sobre las enfermedades zoonóticas y una cuarta dosis en la universidad.

El Dr. Javier Paoloni concluyó su exposición afirmando que con la aplicación de estas cuatro dosis de la vacuna CR en las etapas esenciales de la vida de las personas la enfermedad no se desarrolla.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS