DIVULGACIÓN VETERINARIA DESDE 1996
jueves 13 de junio de 2024 - Edición Nº1932
Vet Market » Protagonistas » 3 jun 2024

Educación

La FCV de la UBA incorporó dos equipos de última generación

Los equipos recientemente adquiridos por la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires son un espectrómetro de masa con plasma acoplado inductivamente y un microscopio confocal. Ambos equipos brindan un amplio abanico de posibilidades para la investigación científica y para ofrecer servicios a terceros.


Después de mucho esfuerzo y pese a las vicisitudes económicas de los últimos tiempos, la Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV) de la Universidad de Buenos Aires (UBA) incorporó recientemente dos equipos de última generación: un espectrómetro de masa con plasma acoplado inductivamente (ICP-MS, por sus siglas en inglés) y un microscopio confocal.

Ambos equipos brindan un amplio abanico de posibilidades no sólo para la investigación científica, sino también para ofrecer servicios a terceros de importancia para la producción y la industria agropecuaria.  

Acoplado a un HPLC, el nuevo espectrómetro de masa (ICP-MS) permitirá detectar metales y metaloides en muestras de agua y alimentos de origen animal. Además, también se podrá determinar la especie química de dichos elementos

De este modo, será posible establecer no sólo la presencia de elementos como el arsénico, sino si están en la forma tóxica para el consumo humano

 

Espectrómetro de masa con plasma acoplado inductivamente. Foto: FCV-UBA

 

Esta incorporación de equipos fortalece la actividad del Instituto de Investigaciones en Producción Animal (INPA UBA-CONICET) y del Centro de Estudios Transdisciplinarios del Agua (CETA-UBA) en lo que hace a la seguridad alimentaria, brindando información de alta precisión a los productores y organismos públicos. Este equipo integrará la Red de Espectrometría del país de CONICET.

También llegó a la FCV de la UBA un sistema de microscopía láser confocal de última generación, que permite realizar un análisis tridimensional de muestras biológicas, inmunofluorescencia en células, tejidos, organismos completos de cierto tamaño, biofilms, entre otras prestaciones

 

Microscopio confocal. Foto: FCV-UBA

 

A su vez, posibilita estudios de multi colocalización de marcadores, sin importar la longitud de onda de emisión, ya que cuenta con un láser blanco

Su empleo no se limita a tejidos de origen animal, sino que también admite el análisis de vegetales.

Entre otros aspectos, facilita el análisis de expresión génica, interacción molecular y otros procesos celulares, así como la realización de experimentos a tiempo real mediante marcadores o proteínas de fusión fluorescentes y la reconstrucción automática de grandes estructuras. Tiene un software adicional para un análisis cuantitativo básico.

Esta nueva incorporación se suma a la unidad de servicios de microscopía que funciona en el Instituto de Investigación y Tecnología en Reproducción Animal de la FCV de la UBA, con microscopía robótica y captura digital de imágenes de alta sensibilidad en tiempo real, sistemas de microscopía invertida con micromanipulación y equipo piezoeléctrico, un sistema de análisis espermatológico digital dinámico y citometría de flujo. 

De este modo, la unidad ofrece un núcleo muy versátil de servicios a terceros, no sólo para la investigación sino también para la producción y la industria agropecuaria.

Además, gracias al equipamiento disponible y activo, la FCV de la UBA será incorporada a la Red Nacional de Microscopía (RNM) y a la Red Nacional de Citometría de Flujo (RNCDF), dando capacidad operativa y espacio físico adecuado para los fines de los equipos. 

 

Los programas Equipar Ciencia del ex MINCyT

El microscopio y el espectrómetro fueron adquiridos respectivamente a través de proyectos presentados en los programas Equipar Ciencia 1 y 2, del desaparecido Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MINCyT), que tenían como objetivo fortalecer la investigación de las instituciones científico tecnológicas a través de la incorporación de equipamiento de mediano y gran porte, con una perspectiva federal. 

Las convocatorias se iniciaron en mayo de 2022 y las solicitudes fueron gestionadas ante el MINCyT a través de la UBA en el caso del microscopio confocal, y a través de CONICET para el espectrómetro.

Es un gran logro que se produce "gracias al esfuerzo del personal administrativo y el equipo de gestión de la Facultad, los institutos de investigación, la Secretaría de Ciencia y Técnica de la UBA y el CONICET".

 

(Con información de la FCV-UBA)

 


 

GALERÍA DE IMAGENES

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS