DIVULGACIÓN VETERINARIA DESDE 1996
sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1871
Vet Market » Divulgación » 2 abr 2024

Texas

Detectan el primer caso humano de influencia aviar transmitido por vacas lecheras en Estados Unidos

Se trata de una persona que dio positivo al virus después de haber estado en contacto con vacas lecheras infectadas en el estado de Texas. Es el segundo caso humano de influenza aviar H5N1 en Estados Unidos y el primero relacionado con la exposición al ganado.


El Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas (DSHS, por sus siglas en inglés) informó la detección del primer caso humano de Influenza Aviar H5N1 transmitido por vacas lecheras en Estados Unidos. 

Se trata de un hombre en Texas que había estado en contacto con ganado vacuno para producción de leche probablemente infectado.

Según se informó el DSHS, la persona solo presentó enrojecimiento de los ojos (compatible con conjuntivitis) como único síntoma, y se está recuperando. Ha sido aislado y está siendo tratado con un medicamento antiviral.

Los funcionarios del servicio de salud aclararon que hasta ahora no hay señales de que este virus haya evolucionado de manera que pueda propagarse rápidamente entre las personas.

Este es el segundo caso humano de influenza aviar (H5N1) en Estados Unidos, ya que hubo un caso anterior en 2022, en Colorado, de una persona que tuvo exposición directa a aves de corral.

La semana pasada, el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés), había informado que vacas lecheras en Texas y Kansas estaban infectadas con influenza aviar. Días después también en un rebaño de vacas lecheras de Michigan que había recibido recientemente ejemplares de Texas.

Pruebas preliminares realizadas sugieren que vacas en Nuevo México e Idaho también podrían estar infectadas con el virus H5N1, según recogió el diario The New York Times

En estos momentos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) trabajan con los departamentos de salud estatales de EE.UU. para monitorear otros posibles casos de personas que hayan podido estar en contacto con aves o animales infectados.

Según las autoridades sanitarias, este contagio no representa un riesgo para la importante industria láctea de Texas, porque las granjas aíslan a los animales contagiados y eliminan o desvían su producción. "Si parte de la leche de vacas contaminadas entra en la cadena alimentaria, el proceso de pasteurización desactiva el virus", señalaron.

 


 

GALERÍA DE IMAGENES

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS