DIVULGACIÓN VETERINARIA DESDE 1996
sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1871
Vet Market » Profesión » 26 feb 2024

Estudio

Hallazgo sobre la enfermedad gástrica escamosa equina

Un nuevo estudio demostró que alimentar con una mezcla comercial elaborada con pulpa de remolacha, alfalfa y fibra de avena ayuda a curar y prevenir la recurrencia de la enfermedad gástrica escamosa equina.


Un nuevo estudio realizado por el Royal Veterinary College (RVC) se propuso determinar la efectividad de alimentar con una mezcla comercial de pulpa de remolacha, alfalfa y fibra de avena en relación con la curación y/o prevención de la recurrencia de la enfermedad.

La investigación, realizada en asociación con British Horse Feeds, se llevó a cabo en 10 caballos que experimentaron enfermedad gástrica escamosa equina (ESGD) de origen natural e identificó resultados positivos con mayor frecuencia en aquellos caballos alimentados con la mezcla durante las fases de curación y prevención en comparación. a aquellos alimentados con la mezcla únicamente durante la fase de prevención. 

La ESGD se refiere a la lesión de la mucosa escamosa (revestimiento interno) del estómago como consecuencia de una exposición sostenida al ácido. La curación espontánea es variable y se recomienda el tratamiento para cualquier caballo con una clara alteración de la integridad del epitelio escamoso gástrico. El fármaco de elección actual para la supresión ácida es el inhibidor de la bomba de protones omeprazol. Este medicamento generalmente se usa en combinación con cambios de manejo para ayudar a reducir el riesgo de exposición al ácido.

Si bien son deseables métodos para tratar y/o prevenir la ESGD de forma efectiva sin requerir el uso continuo de agentes farmacéuticos (hay muchos productos comerciales disponibles en el mercado), actualmente hay pocos datos sobre la eficacia de estos suplementos. A menudo también se recomiendan piensos para mitigar el daño potencial causado por el ácido asociado con ESGD. 

Durante el proceso, todos los animales fueron tratados con omeprazol según recomendación del veterinario a cargo. Cinco de los caballos fueron asignados aleatoriamente para ser alimentados también con una mezcla comercial de pulpa de remolacha, alfalfa y fibra de avena (1 kg/caballo dividido en 2 comidas/día), mientras que la otra mitad no recibió alimento adicional durante un mes (fase de curación). Luego se repitió una gastroscopia para evaluar la respuesta al tratamiento. Si la ESGD había sanado, se suspendió el tratamiento con omeprazol y se administró el alimento comercial a todos los caballos durante un mes más (fase de prevención) para evaluar su capacidad para prevenir la recurrencia. Se repitió una gastroscopia al final del segundo mes para determinar la recurrencia de ESGD.

El veterinario a cargo también recomendó a todos los propietarios sobre cambios en el manejo (aumento en la producción de pastos, acceso constante a heno de buena calidad y reducción de la ingesta de carbohidratos no estructurales) para apoyar aún más la curación según el procedimiento normal para tratar casos de ESGD.

El estudio encontró que alimentar con una mezcla comercial de pulpa de remolacha, alfalfa y fibra de avena a caballos con ESGD natural durante las fases de curación y prevención (en lugar de solo la fase de prevención), junto con recomendaciones de cambio de manejo, se asoció con una prevención completa de la recurrencia. Por el contrario, la ESGD recurrió en el 60% de los caballos que fueron alimentados con la dieta comercial sólo durante la fase de prevención.

 

(Con información del RVC)

 


 

GALERÍA DE IMAGENES

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS