miércoles 10 de agosto de 2022 - Edición Nº1259
Vet Market » Divulgación » 30 jul 2022

Venta ilegal de zooterápicos

Decomisaron productos veterinarios no autorizados y vencidos

El operativo fue realizado por el Servicio Nacional de Sanidad Animal, la Administración Federal de Ingresos Públicos y el Colegio Profesional de Médicos Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires con la colaboración de Gendarmería Nacional.


En un operativo conjunto y simultáneo de organismos del Estado nacional y el Colegio Profesional de Médicos Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires se decomisó gran cantidad de productos veterinarios que se vendían de manera ilegal en dos establecimientos cercanos al hipódromo de la ciudad de La Plata.

Las acciones conjuntas y simultáneas fueron realizadas por agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) junto con las tres dependencias de la AFIP (DGI, Aduana y Dirección de los Recursos de la Seguridad Social), inspectores del Colegio Profesional de Médicos Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires y la colaboración de Gendarmería Nacional.

La gran mayoría de los productos decomisados -destinados a equinos (caballos de carrera)- no contaban con la aprobación, ni inscripción en el Senasa, organismo nacional registrante con competencia en la materia y otra gran cantidad de inyectables tenía fecha de vencimiento en 2013 y 2015.

Algunos de los productos de uso veterinario decomisados estaban compuestos por sustancias prohibidas en el país que no solo afectan la salud de los animales a los que se les suministra, sino también a las personas que los manipulan.

Asimismo, se incautaron productos veterinarios de origen extranjero, cuyo ingreso al país no cuenta con la documentación y autorización correspondiente por parte de la Aduana, quien tomó la debida intervención ante la presunción de “fraude marcario”.

 

 

En estas acciones, se constataron diversas infracciones a las normativas sobre la venta y comercialización de medicamentos veterinarios, con la gravedad que implica la falta de registro y descripción de las sustancias que componen los productos que se aplican en los animales a los que se destina su uso, como lo establece la normativa vigente.

Por su parte, la Dirección General Impositiva de la AFIP realizó inspecciones en los citados establecimientos en el marco de sus competencias, de la misma manera que los agentes de la Dirección de los Recursos de la Seguridad Social tomaron la debida intervención en lo que refiere al personal que trabaja en ellos.

Vale destacar que las tareas de control se enmarcan en los operativos de rutina que realiza el Senasa destinados a evitar la comercialización de productos no autorizados y que son llevados adelante a través del trabajo coordinado entre las direcciones de Asuntos Jurídicos y de Productos Veterinarios, la Unidad de Control de Gestión Técnico-Operativa y el Programa de Fiscalización y Monitoreo en Medios Digitales del organismo sanitario estatal.

 

 

“La comercialización de productos veterinarios sin la debida aprobación del Senasa no solo puede afectar la sanidad y bienestar de los animales sino también directa o indirectamente la salud de la población”, explicó Federico Luna, director de Productos Veterinarios del Senasa. Y agregó: “Desde el Senasa venimos potenciando el trabajo conjunto y colaborativo de las distintas entidades del Estado Nacional para poder fiscalizar la venta ilegal de productos veterinarios en resguardo de la salud humana".

 

Inspecciones

En los últimos meses se realizaron operativos en el Hipódromo de Santiago del Estero donde se inspeccionó un stand de venta al público con productos veterinarios no aprobados para su uso y comercialización, los que fueron decomisados y enviados para su análisis.

Asimismo, también se incautaron productos no autorizados para animales en dos forrajerías de Chaco, gracias a las denuncias que hizo el Consejo Veterinario de la provincia.

En estas acciones, se constataron diversas infracciones a las normativas sobre expendio de medicamentos para animales e inexistencia de documentación de inscripción como expendedor y/o distribuidor.

Cabe recordar que la venta ilegal de zooterápicos constituye un grave delito y que las auditorías en terreno forman parte de tareas que se planifican en forma conjunta entre el Senasa, las entidades colegiadas de la profesión veterinaria y las autoridades provinciales.

En el marco de estos procedimientos, los agentes del Senasa actuaron en cumplimiento con el artículo 5° del Decreto N° 583/1967, ya que todos los productos de uso animal destinados al diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades deben encontrarse inscriptos en el Registro Nacional de Productos Veterinarios del Organismo.

 

Fuente: Argentina.gob.ar

 


 

GALERÍA DE IMAGENES

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS