miércoles 29 de junio de 2022 - Edición Nº1217
Vet Market » Divulgación » 22 jun 2022

Estudio

Elaboran la "Escala de Función Ejecutiva del Perro"

Un estudio reciente desarrolló una escala de función ejecutiva canina para perros adultos compuesta por seis comportamientos inherentes a los seres humanos que también adoptan los perros para su propia supervivencia.


Un equipo de investigadores australianos de la Universidad La Trobe llevó a cabo un estudio que fue publicado en Animal Cognition, cuyo objetivo fue desarrollar una escala de función ejecutiva canina para perros adultos. 

Las funciones ejecutivas (EF, por sus siglas en inglés) son procesos cognitivos que se utilizan para autorregular el comportamiento con esfuerzo y pueden ser importantes para el éxito de los perros en los roles de trabajo y mascotas

Se llevaron a cabo grupos de enfoque con personas que trabajan con perros profesionalmente para refinar un conjunto de elementos que describen los comportamientos de los perros relacionados con EF. También se distribuyó una encuesta en línea a una muestra de conveniencia de 714 propietarios de perros adultos. 

El análisis dio como resultado la "Escala de Función Ejecutiva del Perro (DEFS)", la cual encontró seis componentes:

1 - Flexibilidad conductual: permite que el perro se adapte a nuevas situaciones, demandas y condiciones ambientales de manera flexible. En humanos se mide, experimentalmente, con tareas que requieren cambios mentales rápidos.

2 - Atención hacia el dueño: según explicaron los investigadores, "la atención es una habilidad cognitiva subyacente asociada con las funciones ejecutivas, es la capacidad de concentrarse en una tarea o estímulo y es vital para cualquier comportamiento dirigido a un objetivo. Si bien la atención hacia el dueño parece ser solo una parte muy pequeña del posible repertorio de atención del perro, esto lo convierte en modelos ejemplares de cognición social".

3- Inhibición y regulación motora: para los expertos, este comportamiento contiene elementos que describen la capacidad del perro para controlar las funciones motoras en situaciones de alta excitación. "La investigación ha descrito que la inhibición se utiliza para controlar las respuestas conductuales prepotentes, los pensamientos y la atención; y el factor de regulación motora podría estar midiendo una construcción similar. En humanos, la regulación emocional se ha asociado con la inhibición", explicaron.

4- Seguimiento de instrucciones: "Consta de elementos que describen cómo el perro sigue las instrucciones y las señales dadas en diferentes formas y situaciones. El seguimiento de instrucciones parece ser un componente de funciones ejecutivas de orden superior, que podría basarse en habilidades como la atención hacia la instrucción dada, la inhibición de las distracciones y la memoria de trabajo para mantener la instrucción en mente durante la ejecución", explicaron los investigadores.

5- Inhibición de retraso: sobre este aspecto, los investigadores señalaron que "contiene elementos que describen la capacidad del perro para controlar su comportamiento cuando espera algo muy esperado", siendo que esta situación puede estar relacionada con diferentes formas de inhibición, "depende del contexto en perros y podría comprender habilidades cognitivas disociables".

6- Memoria de trabajo: en este punto, el estudio señaló que este factor cuenta con puntos que "describen la concentración en una tarea y mantener en mente objetos o actividades cuando ya no están perceptivamente presentes".

 

 


 

GALERÍA DE IMAGENES

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS