lunes 21 de junio de 2021 - Edición Nº844
Vet Market » Divulgación » 28 may 2021

COVID-19

¿En qué se fundamenta la hipótesis que dice que la pandemia se originó en un laboratorio?

La mayoría de los científicos, incluidos los de la OMS, consideraban muy poco probable que la COVID-19 se hubiera originado en un laboratorio de China. Sin embargo, ahora está siendo considerada.


Dado que hasta el momento no se sabe cuál es el origen del virus, hay científicos, políticos y periodistas que consideran que la teoría del laboratorio merece ser considerada. 

Hace un par de semanas, un grupo de científicos envió una carta a la revista científica Science pidiendo una nueva investigación acerca del origen de la pandemia por considerar que la teoría del accidente de laboratorio podría ser posible.

Algunos científicos creen que podría haberse registrado una fuga accidental del virus del SARS-CoV-2 en el Instituto de Virología de Wuhan. Incluso hay quienes creen en la teoría conspirativa, al considerar que no se trató de un accidente sino de algo deliberado.

El laboratorio Instituto de Virología de Wuhan ya despertaba sospecha debido a que allí venían investigando con virus obtenidos de murciélagos. 

Un artículo recientemente publicado en The Wall Stret Journal, brinda más información sobre el laboratorio y un antecedente que podría sustentar la hipótesis. En abril de 2012, seis trabajadores cayeron enfermos, con síntomas similares a los causados por el coronavirus, después de limpiar las heces de murciélago en una mina de cobre en China. Las pruebas indicaron que padecían una neumonía y, para mediados de agosto, tres de ellos habían muerto. 

Los científicos investigaron y acabaron obteniendo cerca de un millar de muestras en la mina que fueron llevadas al laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan.

Los investigadores encontraron en esas muestras nueve tipos de coronavirus. Entre ellos, uno conocido como RaTG13 y del que en el inicio de la pandemia indicaron que tenía un código genético similar en un 96,2% al SARS-CoV-2. 

Por otra parte, el artículo también señaló que varios investigadores de ese laboratorio se enfermaron de lo que podría ser COVID-19 en noviembre de 2019.

La viróloga Shi Zhengli, principal experta en este tipo de virus en el laboratorio de Wuhan, desmintió esta información y aseguró que los mineros no enfermaron de COVID-19.

En tanto, la misión de expertos de la Organización Mundial de la Salud a Wuhan para tratar de conocer el origen de la pandemia, solo pudo estar en el laboratorio pocas horas y no pudieron acceder más que a datos procesados.

El informe de la OMS concluyó el 9 de febrero pasado diciendo que la hipótesis del accidente de laboratorio era "extremadamente improbable", mientras que la transmisión natural desde un reservorio animal era "probable o muy probable". Sin embargo, apenas unos días después el propio director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que no se podía descartar esa posibilidad y que era necesaria una investigación más exhaustiva.

Además de las investigaciones de la OMS sobre esta hipótesis, también el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha ordenado a los servicios de inteligencia de su país que "redoblen" los esfuerzos para investigar los orígenes de la pandemia, incluida la hipótesis de que provino de un laboratorio en China.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS