jueves 04 de marzo de 2021 - Edición Nº735
Vet Market » Divulgación » 16 feb 2021

Estudio

Después de 40 años regresaron las ballenas a los polos

Después de estar al borde de la extinción por la caza indiscriminada, han sido avistadas ballenas en los polos por primera vez en 40 años.


TAGS: BALLENAS

La triste historia de la caza de ballenas llevó a muchas especies al borde de la extinción, incluso en las remotas aguas de los polos norte y sur. 

Tan solo en la Antártida más de 1,3 millones de ballenas murieron en solo 70 años. 

Sin embargo, un estudio reciente reveló que, en las inmediaciones de la isla subantártica de Georgia del Sur, han sido avistados 41 nuevos ejemplares de ballenas azules. Una muy buena noticia después de que en esa zona murieran miles de ejemplares víctimas de la caza.

El krill con el que se alimentan estas ballenas abunda en las aguas que rodean a Georgia del Sur. Los científicos que condujeron el estudio piensan que la recuperación de este plancton podría ser una de las causas que llevaron al retorno de los gigantes azules. Con los suministros de alimentos funcionando normalmente, la posibilidad de que puedan reproducirse y volver a la normalidad en los próximos años es mayor.

El mismo fenómeno se ha apreciado en el caso de las ballenas jorobadas, al oeste de la península Antártica: la densidad de población se asemeja mucho a los números que existían antes de que la caza fuese una práctica industrial.

Con este mercado desaparecido, los mares del norte son el escenario ideal para que las ballenas se restablezcan.

Aunque las comunidades indígenas de la zona siguen practicando la caza para su propio consumo, esto no representa un riesgo real para la población total de ballenas. El problema se decantaba de la matanza comercial que, en 1984, finalmente se prohibió.

Lamentablemente aún quedan muchos factores que ponen en riesgo el restablecimiento de las ballenas en los polos. Durante las próximas décadas deberán enfrentar varias fuentes nuevas de estrés, desde el calentamiento de las aguas que interrumpe su suministro de alimentos hasta la contaminación y la pesca comercial

El tráfico de embarcaciones, particularmente en el Ártico, está aumentando, y las ballenas se encuentran entre las más vulnerables al aumento del ruido y la amenaza potencialmente letal de colisión.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS