jueves 04 de marzo de 2021 - Edición Nº735
Vet Market » Divulgación » 12 ene 2021

Tráfico ilegal de Fauna Silvestre

Más de 200 loros habladores fueron secuestrados del baúl de un auto

Sucedió durante un operativo vial de Gendarmería Nacional en la Ruta 34 en Santiago del Estero. En el baúl de un auto transportaban 216 ejemplares de loros habladores.


Efectivos de Gendarmería Nacional encontraron dentro del baúl de un auto 216 loros habladores, en un claro acto de crueldad propio del tráfico ilegal de fauna silvestre.

El increíble hallazgo ocurrió el pasado domingo durante un operativo de tránsito en la Ruta Nacional N° 34, a la altura del kilómetro 492, donde el personal de la Sección Seguridad Vial “Pinto”, dependientes del Escuadrón 59 de Gendarmería detuvo a un Renault Fluence color bordó que en primer lugar intentó evadir el puesto de control para evitar ser inspeccionados.

Cuando los gendarmes se acercaron hasta el vehículo para solicitar los documentos de los ocupantes, llamó la atención de los efectivos que el conductor y su acompañante mantenían alto el volumen del equipo de audio, en lo que, sospechaban, se trataba de una maniobra para evitar ser descubiertos ante el sonido de su carga.

Los ocupantes del vehículo manifestaron que viajaban desde la localidad de Pampa de los Guanacos, al noreste de la provincia, hacia la ciudad de San Lorenzo, al sur de Santa Fe.

Ante la sospecha de que estarían ocultando un delito, los gendarmes profundizaron la inspección y, al abrir el baúl, se encontraron con 216 ejemplares de la especie amazona aestiva, un tipo de ave que habita en las selvas en el Centro de Bolivia y Brasil, y partes del norte de Paraguay y Argentina.

Entre los especímenes encontrados en el baúl, muchos de ellos eran apenas pichones con su plumaje escasamente desarrollado.

La fiscalía de turno de la localidad de Añatuya, a cargo de la fiscal Cecilia Rimini, inició actuaciones en una causa por infracción a la Ley 4.802 de Conservación de la Fauna Silvestre y dispuso el secuestro de las aves, que fueron entregadas al personal de Fauna y Bosques provincial en el destacamento forestal de Ojo de Agua.

 

 

En la Argentina, las aves representan la mitad del total de tráfico de fauna, según lo indica un informe de la Dirección de Fauna Silvestre de 2016.

Capturar y vender un pájaro autóctono es un delito federal penado por la Ley de Fauna, la número 22.421, con un máximo de dos años de cárcel.

Las crueles condiciones en las que viajaban los loros en el auto inspeccionado, por otra parte, no se tratan de un caso aislado: en los últimos años, fueron recurrentes los operativos en los que se encontraron a animales, sobre todo aves, viajando largos trayectos a oscuras y apiñadas de a decenas en jaulas, escondidas dentro de baúles, usualmente sin comida ni agua.

En ese contexto, muchas aves mueren en el camino: fuentes policiales estimaron un promedio de hasta un 40% de animales muertos dentro de un mismo envío.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS