viernes 27 de noviembre de 2020 - Edición Nº638
Vet Market » Divulgación » 15 nov 2020

WSAVA

Las enfermedades hereditarias son un problema de bienestar en perros y gatos

Muchos perros y gatos padecen condiciones que ya vienen predeterminadas genéticamente desde antes de su nacimiento. Dada la importancia del tema, la WSAVA insta a una cría responsable y ha creado el Comité de Enfermedades Hereditarias que preside el Dr. Jerold Bell.


La importancia de las enfermedades genéticas hereditarias es tal, que recientemente la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) ha creado un Comité de Enfermedades Hereditarias (HDC, por sus siglas en inglés).

Las enfermedades hereditarias son un problema de bienestar importante en los animales de compañía. Para reducir su impacto, el Comité insta a los veterinarios y criadores a adoptar una cría responsable.

El Dr. Jerold Bell, presidente del HDC, dice al respecto “Vemos enfermedades genéticas todos los días en nuestra práctica, tanto en perros y gatos de raza mixta como en pura raza. El reconocimiento de la enfermedad genética como enfermedad crónica que requiere un tratamiento de por vida, nos permite ser mejores veterinarios y brindar un mejor servicio a nuestros clientes. En los perros, la enfermedad alérgica de la piel es el trastorno hereditario más común. En los gatos, es la enfermedad inflamatoria de la vejiga y el síndrome urológico felino".

 

Dr. Jerold Bell, presidente del HDC de WSAVA

 

Con más de 900 enfermedades hereditarias y predisposiciones genéticas reconocidas en perros y otras 200 en gatos, puede ser difícil para los veterinarios mantenerse al día con los rápidos avances en genética y pruebas clínicas y la información más reciente sobre tratamiento y control.

“A través de recomendaciones de cribado genético previo a la reproducción apropiadas para la raza y el tipo de cuerpo para los clientes que buscan criar a sus gatos y perros, podemos reducir la incidencia de enfermedades hereditarias en su descendencia. Las prácticas de cría de perros y gatos en diferentes partes del mundo difieren, pero si podemos cambiar el paradigma hacia una cría consciente de la salud, tendremos pacientes genéticamente más sanos", señala el Dr. Bell.

La WSAVA pide a los veterinarios y criadores que se aseguren de que los criterios utilizados para la selección de los animales reproductores incluyan la capacidad de reproducirse de forma natural y excluir las características anatómicas que predisponen a enfermedades hereditarias, como conformaciones extremas que incluyen tamaño, pliegues de la piel, angulación y caras extremadamente cortas (braquicefalia). “Si una raza muestra una anatomía que predispone a la enfermedad, la selección debe ser hacia una anatomía moderada y menos extrema”.

También pide a los criadores que utilicen exámenes de salud previos a la reproducción para seleccionar animales que probablemente produzcan descendencia sana. Los procedimientos de preselección incluyen un examen del historial médico, un examen físico veterinario y pruebas genéticas específicas de la raza.

Por último, la WSAVA insta a que las pruebas genéticas sean realizadas por un laboratorio competente y especializado que utilice los controles y procedimientos adecuados.

Con el objetivo de brindar un servicio completo a los profesionales el Comité de Enfermedades Hereditarias de WSAVA patrocina la base de datos de Laboratorios de Pruebas de Enfermedades Hereditarias (ADN) Caninas y Felinas donde se puede buscar por raza, enfermedad y laboratorio de pruebas. Cada mutación de la enfermedad tiene un enlace a la cita publicada revisada por pares de su descubrimiento.

 

Fuente: WSAVA

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS