viernes 27 de noviembre de 2020 - Edición Nº638
Vet Market » Divulgación » 14 oct 2020

Comportamiento

Estudian el papel del movimiento de los ojos en la comunicación entre gatos y humanos

Una investigación reveló que las secuencias de parpadeo lento pueden funcionar como una forma de comunicación emocional positiva entre gatos y humanos.


El acto de entrecerrar los ojos parece estar asociado con la comunicación emocional positiva en una variedad de especies, incluidos los gatos domésticos.

Las habilidades sociocomunicativas del gato doméstico (Felis Catus), han sido relativamente poco estudiadas.

Un estudio dirigido por Tasmin Humphrey y Karen McComb, expertos en comportamiento animal, que fue recientemente publicado en Nature Scientific Reports, examinó la importancia comunicativa del estrechamiento de los ojos, lo que se conoce como secuencia de parpadeo lento. 

 

 

Los autores realizaron dos experimentos con el objetivo de explorar la importancia comunicativa del comportamiento del parpadeo lento en las interacciones entre humanos y gatos. 

En el primer experimento examinaron si los gatos responden a estímulos de parpadeo lento iniciados por humanos con sus propias secuencias de parpadeo lento. Para esta prueba se utilizaron 21 gatos (machos y hembras) de hasta 16 años y de catorce hogares diferentes.

En el segundo experimento se investigaron si era más probable que los gatos se acercaran a un experimentador desconocido después de una interacción de parpadeo lento. Para esta prueba se utilizaron 24 gatos y un investigador del equipo de psicología en lugar del propietario.

El primer experimento reveló que los gatos parpadean a medias y los ojos entrecerrados ocurren con mayor frecuencia en respuesta a los estímulos de parpadeo lento de los dueños hacia sus gatos (en comparación con la ausencia de interacción entre el dueño y el gato). 

 

La secuencia de parpadeo lento del gato comenzando desde una cara neutral moviéndose a medio parpadeo, luego hacia el cierre de ojos y luego la expresión de entrecerrar los ojos.

 

En el segundo experimento, los gatos que participaron del estudio se acercaron más a la mano extendida del investigador después de una interacción de parpadeo lento en comparación a cuando habían adoptado una expresión neutra. 

La conclusión del estudio indica que las secuencias de parpadeo lento pueden funcionar como una forma de comunicación emocional positiva entre gatos y humanos.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS