viernes 30 de octubre de 2020 - Edición Nº610
Vet Market » Divulgación » 29 sep 2020

Foro “Unidos contra la Rabia”

Iniciativa conjunta para poner fin a las muertes humanas por rabia de aquí a 2030

El "Foro Unidos por la Rabia" es una iniciativa de la Organización Mundial de Sanidad Animal, la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, cuyo objetivo es poner fin a las muertes humanas por rabia de aquí a 2030.


Los líderes de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), anuncian una iniciativa colectiva para poner fin a las muertes humanas por rabia.

El objetivo del nuevo foro “Unidos contra la Rabia” es avanzar más rápidamente para prevenir, de aquí a 2030, todas las muertes humanas debidas a la rabia transmitida por los perros, una enfermedad que, todavía hoy, se lleva la vida de una persona cada nueve minutos, siendo casi la mitad de ellas niños.

Estas instituciones de ámbito mundial, responsables de la sanidad animal, la salud humana, la  alimentación, la agricultura y la ganadería, reunirán a las autoridades gubernamentales; los sectores de la salud humana y de la sanidad animal y la higiene del entorno; el sector privado; la sociedad civil; la investigación, y el ámbito académico, con el fin de determinar con mayor precisión la labor que se debe realizar en las esferas de la política y la investigación y de mejorar la coordinación (incluida la movilización de recursos) y el intercambio de información entre los asociados.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, ha señalado “Solo podemos eliminar la rabia en el ser humano controlándola mejor en los perros y mejorando significativamente el acceso al tratamiento y la atención, sobre todo entre los segmentos pobres y marginados de la población que más sufren esta horrible enfermedad.”

Por su parte, la Dra. Monique Eloit, Directora General de la OIE, subrayó la necesidad de luchar conjuntamente contra la rabia "Sabemos cómo acabar con esta enfermedad, pero hay varias soluciones posibles. Los sectores de la salud humana y la sanidad animal debemos trabajar juntos y con las comunidades afectadas para poner fin a la rabia a la vez que reforzamos la capacidad de los sistemas para detectar y controlar otras enfermedades."

El Dr. Qu Dongyu, Director General de la FAO, explicó “Aunque la pandemia de COVID-19 nos pone a todos frente a retos sin precedentes, podemos y debemos hacer que este problema se convierta en una ventaja. Tenemos que aprovechar la oportunidad de fortalecer la colaboración en el marco de la iniciativa "Una salud" y la cooperación regional, entre otras cosas para mejorar los sistemas de salud y de vigilancia de los animales. La colaboración para luchar contra la rabia es una excelente manera de poner en práctica estas ideas.”

La OIE, la FAO y la OMS se han comprometido a aplicar eficazmente el principio de “Una salud”, según el cual las políticas deben combinar intervenciones en materia de salud humana, sanidad animal e higiene del entorno. En el caso de la rabia, ello significa invertir de forma coordinada en la vacunación masiva de los perros como iniciativa de salud pública, mejorar la vigilancia y la colecta de datos, concientizar a las comunidades y garantizar el acceso a un tratamiento asequible para la rabia humana (mediante la profilaxis posterior a la exposición).

Hasta el 99% de los casos de rabia en humanos se deben a mordeduras de perros, y la lucha contra esta enfermedad se considera un modelo en el que basarse para mejorar el control de las zoonosis en general. Sin embargo, la inversión en la vacunación canina y en sistemas de vigilancia y control de la rabia sigue siendo baja en la mayoría de los países en los que se registran casos de esta enfermedad.

Los datos procedentes del terreno y de la investigación científica indican que las campañas de vacunación masiva que abarcan al 70% de la población canina en riesgo pueden conferir inmunidad de grupo contra la rabia y son la única forma real de interrumpir el ciclo de infección entre animales y humanos. Así, se puede reducir considerablemente el número de defunciones de seres humanos por rabia.

 

Fuente: OIE

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS