martes 27 de octubre de 2020 - Edición Nº607
Vet Market » Profesión » 21 sep 2020

Salud Pública

La profesión no debe verse sino bajo el enfoque de "Una Salud"

Artículo destacado de la edición N° 130 de la revista Vet Market sobre la profesión veterinaria en tiempos de crisis sanitaria global y de posibles futuras pandemias.


El concepto "Una Salud" es un enfoque multisectorial que fue concebido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para diseñar y aplicar programas, políticas, leyes e investigaciones en el que múltiples sectores se comunican y colaboran para lograr mejores resultados de salud pública.

Más allá de las catástrofes naturales y el accionar destructivo de las personas, existen razones biológicas que amenazan la salud de todos.

Muchos microbios afectan tanto a animales como a humanos cuando unos y otros viven en un mismo ecosistema. En ese contexto los esfuerzos de solo un sector no pueden prevenir o eliminar el problema. Una muestra clara de ello, es la rabia en humanos, que solo se previene de manera eficaz cuando se actúa vacunando a los animales.

El enfoque de "Una Salud" requiere que los profesionales veterinarios orienten su práctica a la interconexión humano-animal-ambiente, para promover respuestas multisectoriales a los peligros en materia de inocuidad de los alimentos, los riesgos de zoonosis y otras amenazas para la salud pública.

Los Servicios Veterinarios, tanto públicos como privados, tienen un papel esencial en la elaboración e implementación de políticas de gestión de los riesgos sanitarios. Protegiendo la sanidad y el bienestar animal, se contribuye a mejorar la salud humana y la salud ambiental.

 

Enfocarse en Una Salud para prevenir de nuevas pandemias

Los hechos de la realidad indican que la relación rota de la humanidad con la naturaleza tiene su precio. Prueba de ello es la actual pandemia del COVID-19 y el surgimiento y resurgimiento de otras enfermedades zoonóticas.

A medida que se explota la vida silvestre y se invade el mundo natural, el riesgo de nuevas epidemias y pandemias crece.

 

Las enfermedades de origen animal a las que el hombre es sensible, representan riesgos mundiales para la salud pública. Otras enfermedades de transmisión esencialmente de persona a persona circulan en animales o tienen un reservorio animal identificado y pueden causar graves crisis sanitarias. OIE

 

Un ambiente enfermo afecta ineludiblemente a sus habitantes. Ecosistemas insalubres afectan todas las formas de vida, porque la salud humana y animal no es independiente de la salud de los demás organismos. Por ello, en el año 2010 la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) dieron a conocer un documento conjunto (D-10855) donde se hacía referencia a las responsabilidades y acciones mundiales para enfrentar los riesgos sanitarios en la interrelación humano-animal-ambiente.

El desafío actual y futuro que tiene la ciencia veterinaria, junto a la ciencia médica y la ciencia ambiental, es trabajar en la implementación de programas orientados a políticas de "Una Salud", tanto a nivel local como global.

Hoy no se puede concebir la profesión veterinaria si no es bajo el enfoque de "Una Salud".

Todo veterinario, sin importar que ejerza su profesión en una veterinaria de barrio o en una gran organización, debe involucrarse con su comunidad interactuando con las distintas organizaciones abordando acciones de compromiso social y ecológico que repercutan en beneficio de la salud animal, pero también en la salud humana y en la salud ambiental.

 

La interrelación entre la salud humana, la salud animal y la salud ambiental es como el efecto mariposa, donde una pequeña perturbación en un sistema puede tener consecuencias considerables e imprevisibles en las otras

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS