sábado 04 de abril de 2020 - Edición Nº401
Vet Market » Protagonistas » 13 mar 2020

Dr. Javier Paoloni

El orgullo de un padre cuando su hija se convierte en colega

El Dr. Javier Paoloni es un exitoso Veterinario de Río Cuarto, Córdoba, pero por sobre todas las cosas, es un padre que no puede evitar mostrarse orgulloso cuando su hija se convierte en colega. Así, lo expresa la foto de portada y sus propias palabras que se trascriben a continuación.


"Tenía 24 años y 72 días cuando me recibí de Médico Veterinario, ella tenía 64 días. Fue mi inspiración y mi mayor motivación para superarme día a día en la profesión que amo, la que me dio más de lo que alguna vez soñé.

 

Ella creció haciendo guardias porque en esa época trabajaba en Buenos Aires en una clínica que tiene un departamento donde mi esposa y ella se instalaban en mis guardias de hasta 48 horas corridas. Creció entre perros y gatos, entre pelos e historias de todo tipo, historias con un común denominador, la Medicina Veterinaria.

 

Después de 7 años volvimos a nuestra ciudad, Río Cuarto, Córdoba y durante un lustro la Veterinaria estaba “en casa”… y ella yendo y viniendo, entrando y saliendo, tocando, abrazando (a veces peligrosamente) y jugando con cuanto perro o gato llegaba “a casa”, porque para ella la Veterinaria y la casa eran una sola cosa.

 

Los años pasaron, nos mudamos y pudimos separar casa de trabajo, pero ella seguía visitando “su antigua casa” ahora convertida completamente en Clínica Veterinaria.

 

Tengo en la memoria esos recuerdos, siendo un bebe haciendo guardias, correteando por los consultorios, midiéndose en la pared del consultorio para ver “cuanto crecía”.

 

Ahora ella tiene 24 años y 54 días y se recibió de Médica Veterinaria y vuelve a corretear por los consultorios, como mujer, como colega, con el mismo entusiasmo, con la misma mirada pícara, con el mismo amor por los animales y por la profesión más hermosa del mundo.

 

Cuando me recibí yo la tenía a ella, ahora ella me tiene a mí. Ella se llama Camila, es mi hija, mi colega y sólo Dios sabe en que “pared se medirá para ver cuánto crece”.

 

Líneas escritas por un papá orgulloso, por un colega feliz".

 

 

No heredamos la tierra de nuestros antepasados. La legamos a nuestros hijos.

(Antoine de Saint-Exupéry)

 

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS