jueves 23 de mayo de 2019 - Edición Nº84
Vet Market » Divulgación » 11 may 2019

La columna del Dr. Pablo Maure

Gripe… una pesadilla de ayer, hoy y siempre…

La OMS advirtió que el mundo sufrirá “inevitablemente” una nueva ola de influenza.


Hace 10 años, a fines de marzo del 2009 se declaraba una epidemia de “Gripe Porcina” en México cuya letalidad en personas era alarmante.

El CDC (Centro de control de Enfermedades de Norte América) confirmaba que al menos 20 personas habían muerto a causa de un virus Influenza tipo A denominado H1N1. Este virus, era el producto de un proceso de conversión génica entre una cepa aviar, dos porcinas y una humana. La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevaba la alerta por una posible pandemia de gripe del nivel 3 a 4; el 29 de abril, de 4 a 5; y finalmente, el 11 de junio, se decretó el inicio de la primera pandemia del siglo XXI.

El tema era grave, toma al continente americano por sorpresa, ya que se tenían referencia de brotes en Asia pero no se esperaba que sucediera en América. La vacuna estacional de gripe aplicada a humanos no protegía contra esta variante. Gente joven y embarazadas morían de una neumonía fulminante y se dispara una psicosis social que muchos deben recordar. Fue la época en la que se agotaron barbijos, aprendimos a toser tapándonos con el brazo, se redujo el compartir unos mates, y se vendían toneladas de alcohol en gel… Aprendimos una nueva palabra: “oseltamivir” cuyo nombre comercial, “Tamiflu” pasó a ser un tesoro codiciado y acaparable si se venía la epidemia…

 

 

La pandemia denunciada por la OMS y que se declaró entre marzo del 2009 y agosto del 2010, dejó un saldo de entre 100.000 y 400.000 muertes en el mundo… ¿es un tema menor?

La OMS presentó su Estrategia Mundial contra la Gripe 2019-2030. Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue contundente: “La cuestión no es si tendremos una pandemia, sino cuándo. El costo de un brote grave de la enfermedad superará con creces el precio de la prevención” (Fuente www.perfil.com).

 

¿Qué sucede con respecto a la prevención en humanos?

Desde 2011, la vacuna está incorporada al Calendario Nacional de Inmunizaciones para que la reciban de manera gratuita y obligatoria las embarazadas; las flamantes mamás (hasta diez días después del parto si no la recibieron durante el embarazo); los niños de 6 a 24 meses de edad (deben recibir dos dosis separadas al menos por cuatro semanas); los adultos de 65 años o más y las personas entre los 2 y 64 años con factores de riesgo (enfermedades cardíacas, respiratorias o renales, inmunodepresión o diabetes) que presenten una orden médica. Este año la vacuna trivalente “oficial” protegerá contra las cepas de influenza A H3N2, H1N1 e influenza B. En el sector privado estará disponible, además, una vacuna cuadrivalente, que suma protección contra una cepa diferente del virus B. (Fuente: www.perfil.com).

Anteriormente hay registro de pandemias mundiales, las que están documentadas y son (Fuente del contenido: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias (NCIRD, por sus siglas en inglés)):

  1. Pandemia 1918 – Influenza H1N1
  2. Pandemia 1957 – 1958 – Influenza H2N2
  3. Pandemia 1968 – Influenza H3N2
  4. Pandemia 2009 – Influenza H1N1

 

 

¿Y en animales?

El virus de Influenza A se encuentra en varios tipos de animales: aves, cerdos, perros, gatos, focas, roedores. El virus Influenza B es de estricto contagio entre humanos.

En el 2016 se informó un brote en felinos de un refugio de Nueva York de una cepa de Influenza A H7N2. Esta cepa ha demostrado ser de baja patogenicidad para el humano y fueron pocos los casos descriptos donde se comportara como una zoonosis.

Desde el 2004 se identificó una cepa de Influenza tipo A H3N8 que tuvo origen en equinos y se adaptó a los perros, desde allí que circula como un patógeno emergente en Estados Unidos, China, Tailandia y Canadá reportan cepas H3N2 que infectan por igual perros y gatos.

Explorando las notas del CDC – USA encontraremos una serie de reportes de afecciones a diversas especies y saltos de infecciones entre ellas.

 

¿Por qué muta el virus?

Se describen 2 mecanismos, uno es la deriva antigénica, que son mutaciones puntuales en el genoma y que por presión de selección frente a la inmunidad del huésped en algún momento genera una nueva cepa. El otro cambio es similar a una conversión génica donde 2 cepas distintas en contacto intercambian segmentos génicos y disparan repentinamente un virus nuevo, modificando totalmente sus proteínas de superficie (H -Hemoaglutininas y N – neuraminidasa).

 

Una reflexión final

Los virus se adaptan en su carrera filogenética para sobrevivir a sus huéspedes evadiendo la respuesta inmune. La habilidad del virus influenza de saltar entre especies no es exclusiva y los mecanismos génicos lo hacen un virus potencialmente peligroso. Un tema a considerar son los sistemas intensivos e hiper-intensivos de aves y cerdos, va a ser fundamental considerar 2 aspectos, la bioseguridad de dichos establecimientos y desarrollar meticulosamente el concepto de Bienestar Animal. Vivo en zona costera y es importante la vigilancia y monitoreo epidemiológico de aves migratorias, recordemos que las aves no viajan estériles… Como todo lo que refiere a Salud Pública, mientras nada pasa (gracias a las políticas sanitarias) muchos se verán tentados de recortar gastos, el problema es que frente a estos recortes, el impacto de una pandemia pude ser catastrófico. Para pensar… ¿no?

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS