lunes 19 de abril de 2021 - Edición Nº781
Vet Market » Divulgación » 25 mar 2021

Estudio

Preocupación por los casos de perros con sobrepeso y la falta de atención veterinaria

Un estudio analizó la magnitud de la epidemia de la obesidad canina, la falta de atención veterinaria y las razas más propensas a sufrirla.


Una investigación del Royal Veterinary College (RVC), llevada a cabo en el Reino Unido, ha revelado la magnitud de la epidemia de sobrepeso en perros, con 1 de cada 14 perros registrados por sus veterinarios con sobrepeso cada año.

La preocupación de los investigadores fue comprobar que estos hallazgos son solo la punta del iceberg en lo que respecta a la obesidad canina, porque no todas las mascotas con sobrepeso recibirán atención veterinaria por este problema. También encontraron que ciertas razas son especialmente propensas al aumento de peso.

El estudio fue dirigido por el programa VetCompass de RVC y es uno de los estudios más grandes de la historia que utiliza registros de salud anónimos de cirugías veterinarias para explorar el problema de la obesidad en los perros. 

El estudio incluyó a 22.333 perros cuya salud se siguió durante un año para identificar que 1.580 tenían sobrepeso, además de mostrar que las razas específicas tenían un riesgo diferente.

El estudio también destacó que estar castrado y ser de mediana edad también se asociaba con mayores posibilidades de que los perros tuvieran sobrepeso

Se cree que los cambios en las hormonas sexuales después de la esterilización provocan cambios de comportamiento, específicamente aumento del apetito y disminución de la actividad física, lo que lleva a una tendencia a aumentar de peso. 

La obesidad conlleva graves riesgos para el bienestar de los perros. Los perros obesos tienen una vida útil más corta, una calidad de vida reducida y una frecuencia más alta de algunas afecciones importantes, como artritis, problemas respiratorios, enfermedades cardíacas, diabetes y ciertos tipos de cáncer. 

Este nuevo estudio proporciona una base de pruebas muy necesaria para que los veterinarios y los propietarios identifiquen y protejan a los perros en mayor riesgo. 

Comprender qué perros están en mayor riesgo permite programas de control de peso específicos en perros de alto riesgo para prevenir o tratar la obesidad.

 

 

Los hallazgos clave adicionales incluyen:

- El 7,1% de los perros bajo atención veterinaria se registró con sobrepeso en un solo año.

- Ocho razas mostraron un mayor riesgo de sobrepeso en comparación con los perros cruzados: Pug (x 3,12), Beagle (x 2,67), Golden Retriever (x 2,58), Springer Spaniel inglés (x 1,98), Border Terrier (x 1,72), Labrador Retriever (x 1,70), Cavalier King Charles Spaniel (x 1,50) y Cocker Spaniel (x 1,32).

- Dos razas mostraron un riesgo reducido de sobrepeso en comparación con los perros cruzados: Shih-tzu (x 0,53) y Pastor Alemán (x 0,55).

- Los perros de 6 a <9 (años) tenían el mayor riesgo de sobrepeso (x 2,99) en comparación con los perros <3.

- Los machos castrados tenían el mayor riesgo (x 1,90) en comparación con las hembras enteras.

- Los perros asegurados tenían 1,28 veces más riesgo de tener sobrepeso en comparación con los perros sin seguro.

 

 

“Este estudio ha utilizado el poder de los ´macrodatos´ para abordar de manera sólida los factores de riesgo de obesidad en perros. Pugs, Beagles y Golden Retrievers tenían un mayor riesgo de obesidad en comparación con los cruces. Además de la genética, el estilo de manejo podría en parte impulsar estas predisposiciones raciales. Si bien los propietarios y los profesionales veterinarios deben centrar sus esfuerzos en las estrategias de prevención de la obesidad en todos los perros, los que se identifican como de alto riesgo, como Pugs, Beagles y Golden Retrievers, pueden necesitar un enfoque más específico", señaló Camilla Pegram , epidemióloga de VetCompass en el RVC y autora del artículo.

Por su parte, la Dra. Eleanor Raffan, profesora asociada de fisiología de sistemas de la Universidad de Cambridge y coautora del artículo, dijo “Cuando la raza aumenta el riesgo de un problema, significa que es probable que los genes sean, al menos en parte, los culpables y nuestro trabajo anterior sugiere que la genética genera un gran apetito en algunas razas. La mala noticia es que los dueños de perros obsesionados con la comida tienen que trabajar mucho más para mantener a sus perros en un peso saludable; la buena noticia es que se puede lograr".

En tanto el Dr. Dan O'Neill, profesor titular de epidemiología de animales de compañía en el RVC y coautor del artículo, agregó “Para derrotar a tu enemigo, necesitas conocer a tu enemigo. La obesidad es enemiga de la salud de nuestros perros. Este nuevo estudio identifica las razas y edades de los perros que son más susceptibles a la obesidad; podemos utilizar esta información para vencer la obesidad".

 

Fuente: Royal Veterinary College

 


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los propietarios no suministran las cantidades adecuadas de alimento a sus perros

Nutrición: Un combustible necesario para la vida


      

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS